Opciones al esquí en Andorra

Los que no sean adeptos al esquítambién pueden encontrar durante la temporada de invierno una excusa para escaparse a Andorra. Justo a pocos kilómetros de la frontera con España se halla el eco-parque Naturlandia. Situado en mitad de un bosque de pinos y abetos, entre las cotas 1600 y 2000, ofrece un gran variedad de actividades incluidas en un abono general de día: tobogán de nieve, paseos con raquetas, tiro con arco, camas elásticas, ponis, y sobre todo el Airtrekk, una estructura de madera y pasarelas, y el Tobotronc, un tobogán alpino de más de 4 km de longitud. Todo está pensado para que tanto niños como adultos pasen unas horas diverditas en plena naturaleza. El recinto se está ampliando con un parque de animales de los Pirineos. Cuenta con cafetería, restaurant, tienda de recuerdos y aparcamiento.
Para los que busquen algo más relajante, Caldease ha convertido con el paso de los años en un clásico ineludible. La estructura de metal y cristal, que se levanta a pocos metros del eje comercial de Les Escaldes y Andorra la Vella, sigue atrayendo a centenares de vistantes que desean disfrutar de las aguas termales. Hace pocos días se inauguró la ampliación del complejo con el espacio Inúu, dedicado a los tratamientos wellness.

Artículos relacionados

Join The Discussion